En una sociedad tan consumista como la que vivimos es muy importante que los niños aprendan, desde muy pequeños, a dar valor a lo que tiene y a conocer los límites de los gastos. ¿Cómo hacerlo? Pues enseñándoles a manejar el dinero, a gestionar los gastos y a saber qué valor tiene cada cosa.

Cuando hablo del valor de cada cosa no me refiero sólo al precio de cada juguete, de cada prenda de ropa o de cada libro, también me refiero a las cuentas por el consumo de luz, de gas, de agua, del supermercado, etc. Todo tiene un precio y un valor. Para los niños todo parece caer del cielo. No hay más que ver sus cartas a los Reyes Magos, o las listas de regalos por el cumpleaños o por la primera comunión. Es importante que pongamos en práctica un plan de gestión para que los niños aprendan cómo controlarse, y no malgastar el dinero.

Leer más...

S5 Box